Archivo del Autor: Eduardo Remolins

Restó a puertas cerradas

Caracoles para Da Vinci es un restó que funciona dos veces al mes y exclusivamente con reservas, con el objetivo de que los conozcan y así evaluar la calidad y seriedad del emprendimiento y al mismo tiempo que el cliente pueda regalarse un momento donde la calidez del ambiente, la complicidad de la música y el placer que la comida les ofrece harán de este un lugar especial para compartir con amigos.

El menú que se ofrece un tapeo de estación que consta de 6 platos diferentes y la degustación de tres postres; no solo hacen hincapié en el sabor, sino también en la presentación, ya que los platos “primero entran por los ojos”. Desde afuera es sólo una casa con timbre, pero adentro cuentan con una capacidad para 35 personas. El precio ronda los 40 pesos y sus clientes son principalmente argentinos y algunos turistas.

Habanos a domicilio

Habanosdelivery.com es una empresa de envío de habanos cubanos originales a domicilio y lo hace a todo el país. Los envíos son por correo y los tiempos para recibir el pedido son entre 24 y 48 horas después de confirmada la venta. Entre su portafolio de productos hay cajas desde 50 pesos hasta las más caras, que rondan los 2600 pesos.

Para montar el emprendimiento se necesitaron 14.000 dólares que fueron destinados a la compra de mercadería, el desarrollo la página web y el sitio de comercio electrónico, compra de humidores donde se pueda mantener el producto en perfectas condiciones y por último montar la pequeña empresa, que hoy ya emplea a cuatro personas. La compañía factura 190.000 pesos anuales, y tiene una base de 350 clientes que renuevan mensualmente sus pedidos. El próximo paso es el desarrollo de franquicias para el interior del país, lo que agilizaría los tiempos y la logística de entrega, y la apertura de una filial en Brasil.

Comprar en Internet sin tarjetas de crédito

¿Cómo hacer para realizar pagos a través de Internet si uno no tiene o no quiere usar su tarjeta de crédito? Arcash, un sistema de prepago para comprar en la Red que ya hace un año que está operando en la Argentina. Llevan efectuadas 30.000 transacciones por un total de 150.000 pesos, asociados a sitios de compra de distintos productos y servicios. La idea fue finalista del concurso Naves del IAE en la edición 2006. Hoy por hoy, quienes desean hacer compras por Internet disponen de varios sistemas de pago: tarjetas de crédito, depósito bancario o contra reembolso. Sin embargo, muchos interesados en comprar quedan afuera por no tener tarjeta de crédito o porque los montos son ínfimos.

Los cupones se bajan del sitio web de Arcash, se imprimen y se pagan en efectivo en cualquiera de los puntos de la red Bapro pagos (del Banco de la Provincia de Buenos Aires) o en Cobro Express. Se pueden elegir cupones por valor de 20, 50, 100 o 150 pesos. El cupón tiene un número (pin) que es el que se ingresa en las páginas de Internet para concretar las compras. Es un sistema simple, no hay que registrarse ni poner datos personales, el cupón se activa de inmediato y tiene una vigencia de seis meses.

GNC para motos

Todo empezó en un taller mecánico, en 2003. Allí, dos técnicos trazaron las líneas del primer equipo argentino de gas natural comprimido (GNC) para motos, llamado ECOPOS, que luego de atravesar duros procesos de prueba llegó a los talleres nacionales y pronto saldrá a la venta en motos 0 kilómetro de la mano de una de las principales fabricantes del país. La idea surgió porque al igual que los taxistas, los motoqueros necesitaban un vehículo más económico. No tomaron modelos de otros, porque hasta el momento no se había logrado ningún equipo liviano y estable.

El equipo dual permite al vehículo andar 100 kilómetros con gas y otros 100 con nafta. El motoquero se ahorra las tres cuartas partes del dinero. Cada carga de gas le sale 1,25 pesos, y la de nafta, más de 7 pesos. El proyecto está pensado en gran parte para las motos de mensajería y delivery. El prototipo llegó a las autoridades en 2005 y el trámite de aprobación se extendió por un año y medio. A mediados del 2008 lanzarán a la venta los primeros modelos, asociados con una marca muy importante de motos.

El aula en la Red

Replicar con exactitud en Internet cualquier clase presencial. Es el desafío que encararon cuatro ingenieros y lograron, con su desarrollo, alzarse con varios reconocimientos internacionales para luego crear Wormhole, una compañía cuya plataforma de educación interactiva debutará en el mercado local de la mano de dos universidades privadas. Es algo que se puede masificar porque sirve para una clase particular o para una de 500 alumnos

Con el asesoramiento de Microsoft, se elaboró el plan de negocios formal y comenzó a operar a fines de 2007. Esa cartera de servicios, que en el primer semestre de operaciones le reportará ingresos por 300.000 pesos, incluye desarrollo de software, consultoría para soluciones Microsoft y construcción de comunidades virtuales. Wormhole tiene preparado el lanzamiento de una versión de la plataforma para que “cualquiera que quiera enseñar la descargue de Internet y pueda armar sus clases”.

Delivery de bebidas

drinks.jpg

La oferta de Coolers and Drinks se diferencia en que, además del clásico delivery de bebidas, ofrece un servicio llamado frigobar. Consiste en enviar un freezer a la casa del cliente con bebidas seleccionadas de acuerdo con el evento que se va a celebrar. El cliente sólo paga lo que consume. También ofrecen servicios de barras, con barman incluido. Y lanzaron un servicio para chicos, compuesto por gaseosas, jugos, helados y yogur para fiestas infantiles y escolares.

Coolers and Drinks facturó casi 310.000 pesos en el último año: la mayor parte se debe al reparto a domicilio, que reportó 210.000 pesos anuales. El servicio de frigobar generó 65.000 pesos y las barras, que alquila con barman incluido, alrededor de 32.000 pesos.  Alquila dos locales en los lugares de mayor demanda (Palermo y Caballito), y para el delivery llama a una agencia que le provee entre diez y doce motos por fin de semana.

Diseño, té y comida sana

teaconnection.jpg

Tea Connection, es una casa de té que se diferencia del resto y porque es innovadora ya que nació con la firme idea de que el té y la comida sana fueran un motivo de conexión para mujeres jóvenes, adultas y turistas. Para elegir el té que uno desea tomar, sólo debe acercarse a una de las quince campanas que cubren los cacharros con las hebras de los blends y oler el aroma concentrado. 

Con un local en Recoleta y otro en Puerto Madero necesitaron una inversión inicial de 100.000 dólares para el primero, mientras que en el segundo el aporte fue de 80.000. Este año se sumarían dos locales más en la Capital Federal, y esperan que antes de junio abran las puertas en Rosario y Córdoba. El año pasado Tea Connection facturó 1.000.000 de pesos.